¿Qué debes hacer si te atrasas con las actividades de la Universidad?

Cabe la posibilidad que te hayas atrasado por la mala gestión del tiempo o porque no hay forma posible de manejar todo lo que esperabas hacer. Ahora bien, examinar la situación y tus opciones pueden ser los primeros pasos para aliviar tu mente y ayudarte a que te pongas al día si te atrasas con las actividades de la Universidad.

Consejos para que logres ponerte al día y retomes el ritmo de las actividades de la Universidad

Los consejos que te dejamos a continuación, tiene como objetivo ayudarte a que te ajustes una vez a las actividades de la Universidad, al mismo tiempo que aprendes a gestionar el tiempo.

·      Evaluar el daño

Incluso si crees que tiene una o más cosas pendientes, revisa todas las clases y actividades. A partir de esta revisión haz una lista de lo que has hecho y lo que no has logrado.

Esto no tiene que ser una lista de lo que tienes que hacer a continuación. Es solo una forma de organizar documentos y tareas completadas, y tareas que debes completar.

·      Enfócate en el futuro

No pierdas la oportunidad de ponerte al día si te atrasas accidentalmente. Revisa el horario de cada clase para las próximas cuatro a seis semanas y cuestiónate. Puedes preguntarte: ¿Qué proyectos importantes se pondrán en marcha en un futuro próximo? ¿Qué parciales, exámenes u otras tareas importantes tienes que programar? ¿Hay algunas semanas en las que lees más que otras?

·      Elabora un calendario

Si quieres tener éxito en la Universidad, comienza a utilizar un sistema de gestión del tiempo. Si faltas a clase, necesitas un excelente cronograma que te ayude a coordinar tu trabajo de recuperación.

Si decides usar un calendario en línea gratuito o imprimir una plantilla de calendario, comienza de inmediato.
¿Vas a planificar tu proyecto de fin de máster? Estas técnicas te ayudarán a comenzar a elaborar tu TFM.

·      Fija prioridad

Haz una lista separada para cada clase de lo que debes hacer desde aquí, incluidas las que no puedes seguir. Primero, asegúrate de tener todo lo que necesitas para subir de nivel. Luego revisa todo lo que necesitas hacer en las próximas cuatro o seis semanas. Elige dos o tres cosas más urgentes que necesitas hacer en cada clase.

Es recomendable que no intentes hacer todo a la vez, pues esto solo genera frustración. Comienza por abordar primero las tareas más apremiantes. Parte de ir a la Universidad es aprender a priorizar según las necesidades.

·      Elabora un plan de acción

Usando el cronograma básico que creaste, enumera las tareas que debes completar y combínalas si es posible. Por ejemplo, si primero necesitas resumir los capítulos para escribir un trabajo de investigación las próximas semanas, lo puedes desglosar fácilmente respondiendo algunas de esas preguntas. ¿Qué capítulo harás en qué día? ¿Cuál es la fecha objetivo para completarlo?

Es importante que entiendas que hacer y para tomar el control de ese plan, todo lo que tiene que hacer es planificar. Tener un plan sólido para mantenerse al día y cumplir con los plazos reduce drásticamente los niveles de estrés.
Si donde llevas retraso es en la elaboración de tu TFG o TFM te recomendamos echar un vistazo al artículo: Cómo hacer el TFG en menos de un mes

·      No abandones la planificación

Si después de completar los pasos y actividades plasmadas en el cronograma, continuas teniendo atraso no abandones el plan.En otras palabras, todavía queda mucho trabajo por hacer para terminar de ponerte al día.

No será fácil que logres superar el retraso, pero si sigues así, puedes alcanzarlo. Si llegar al punto de estar atrasado te tomó más de un día, te tomará más de un día ponerte al día. Sigue el plan y ajústalo tantas veces como sea necesario.

Siempre que alcances tus objetivos, te apegues al  horario y disfrutes de un descanso ocasional para tomar un café o una salida social a lo largo del camino, podrás ponerte al día.

·      Reconocer que los estados de estrés son normales

Las preocupaciones comunes de los estudiantes incluyen dificultades financieras, problemas de relación, demandas académicas y la presión de equilibrar los compromisos de trabajo y estudio. Naturalmente, esto puede causar una gran cantidad de estrés. Lo que hay que recordar es que sentirse agobiado no es sinónimo de debilidad. A veces necesitas pedir ayuda, y eso está bien.

·      Dedica tiempo para tu cuidado

Recuerda hacer tiempo para momentos de relajación, comer bien, ducharse, entrenamiento físico y socializar. Ten presente que también puedes experimentar la cultura, hacer amigos y tener una vida equilibrada.

El éxito no significa necesariamente la perfección académica. Es posible que te retrases en la Universidad, pero debe tomar tiempo y lograr una recuperación sólida.

·      Haz un recuento de los objetivos alcanzados

Se trata de pensar en dónde estás, pues es fácil anticipar todo lo que tienes que hacer sin comprobar hasta dónde has llegado. Tómate un momento para pensar en tus logros.

Quizás estés lejos de casa lo cual puede ser algo que interfiere en tu desempeño. Si no es el caso, la convivencia y relación con algunos compañeros y docente puede representar un choque de ideologías. No es válido minimizar los avances.

·      Busca ayuda de tu tutor

Si estás teniendo problemas con las actividades de la Universidad, asegúrate de notificar a tu tutor. Los tutores se centran principalmente en enseñar y corregir tareas, pero también brindan apoyo y asistencia.

Claro está que pueden ayudar si les informas acerca de tu situación con anticipación. Están dispuestos a ofrecer consejos, apoyo y tiempo adicional.

·      Establece relaciones con otros estudiantes

Llevar retraso con las actividades de la universidad no es motivo para aislarse del mundo. Conectarse con otros estudiantes te hará sentir menos aislado y más motivado para asumir desafíos. Cuanto más abiertamente puedas hablar con tus amigos, más comprenderás lo común y normal que es estar estresado.

Cuando te comuniques con otros estudiantes, pregúntales acerca de sus métodos de aprendizaje. Obtén nuevas ideas para abordar el trabajo. También debes formar grupos de estudio para que puedas discutir juntos los temas del curso.

·      Habla con amigos y familiares

Si eres un estudiante que reside en otro país o ciudad, considera que la nostalgia también es una fuente importante de estrés y puede dejarte varado. Si sientes nostalgia, puedes ir a casa.

Ahora si no es el caso habla con tus amigos y familiares, organiza tiempo para pasar tiempo juntos.

El periodo universitario está plagado de altibajos, no es perfecto. De manera que en lugar de afligirte, ponte en acción.

Y sobretodo recuerda, que estamos aquí para ayudarte. Si necesitas ayuda con tu TFG, TFM o proyectos universitarios no dudes en contactarnos:

Otras entradas que te pueden interesar

×

Haz click en "Equipo TFGM" para hablar con uno de nuestros miembros por Whatsapp o envíanos un email a info@encargatutfg.com.

× ¿Tienes alguna duda?